Luego del gran terremoto en Japón, todo hubiera sido más pasable y más fácil si no hubiera venido el tsunami, que ha sido el principal causante de los daños y muertes en todo este cataclísmico suceso. A pesar que los japoneses han mostrado una capacidad de reacción impresionante (una de las principales carreteras con mayores daños ya estaba reconstruida sólo a los cuatro días del terremoto) hay un problema que tiene al mundo de un hilo: la radiación que escapa de la planta nuclear de Fukushima. ¿Pero cuál es el problema con esto?

Hasta hace poco, la radiación en la planta llegó en un solo día a entre 100 y 400 milisieverts, que es la unidad de medida de la radiación absorbida por la materia viva. Pero claro, este dato no te dice nada… hasta que te enteras que una persona promedio en norteamérica absorbe más o menos unos 6 milisieverts al año. Eso quiere decir que, de haber estado en Fukushima sin protección, al cabo de unas 8 horas podrías haber muerto. ¿Pero por qué?

Vamos a ponernos un poco científicos. Veamos si recuerdas algunas cosas de tu curso de física en la escuela.

La radiación

Los átomos se vuelven radiactivos cuando son inestables. En un proceso llamado descomposición, él átomo se puede dividir en varias partes y liberar mucha energía. Los tipos de partículas subatómicas emitidas durante la descomposición radiactiva incluyen rayos gamma (que NO  te van a convertir en Hulk), neutrones, electrones y partículas alfa que salen disparados para todos lados. Algunos de estos pueden atravesar el cuerpo humano, provocando daño celular y convirtiéndose en un riesgo para las personas.

Las partículas alfa son relativamente pesadas y no pueden atravesar la ropa o la piel humana, pero son dañinas si llegan a entrar en el cuerpo de alguna otra manera. La radiación beta puede causar daños en la piel y también son dañinos para el organismo. Los rayos X y gamma son luz invisible altamente energética que pueden dañar los tejidos y son los más peligrosos para las personas.

Algunos elementos como el uranio, comúnmente usado como combustible en las plantas nucleares, son siempre radiactivos. No existe una forma “no radiactiva” de ellos en la naturaleza. La radiación de la planta de Fukushima llega a la atmósfera debido a las explosiones que allí han ocurrido y porque es necesario ventilar una parte para prevenir aún más daños.

La radiación de una sustancia se mide por el número de átomos que se desintegra (o se descompone) cada segundo. Cuando se habla sobre gente expuesta a la radiación, se usan los sieverts, que miden los efectos biológicos de la radiación en el cuerpo. Obviamente, mientras más tiempo estás expuesto a la radiación, más peligrosa es.

Las fuentes comunes de radiación

El promedio anual de una persona expuesta a la radiación de fuentes naturales es de 3.1 milisieverts. Debido a los procedimientos médicos y otras fuentes de radiación hechas por el hombre, el promedio anual de una persona que vive en EE.UU. es de 6.2 milisieverts. El límite para personas que trabajan con material radiactivo es de 50 milisieverts al año.

Bla, bla, bla. Recurramos a un ejemplo. Una radiografía de pecho tomada con rayos X da una dosis de 0.02 milisieverts (lo que obtendrías de radiación natural en dos días y medio) y una tomografía computarizada llega a 8 milisieverts (que obtendrías naturalmente en 2.7 años). Pero seguramente te habrás dado cuenta que estos procedimientos no duran mucho porque la exposición más prolongada puede ser peligrosa.

Aunque altas dosis de radiación pueden producir cáncer -pareciera contradictorio- la terapia de radiación se usa para tratar esta enfermedad. La dosis es 10,000 veces mayor al índice de exposición normal, pero es aplicada específicamente al tejido canceroso. La exposición que obtiene el resto del cuerpo es mucho menor.

¿Qué nivel de radiactividad es peligroso?

La radiación no nos afecta a todos de la misma manera, así que es difícil decir que un nivel en particular es fatal en todos los casos. Pero de acuerdo al Governmental Nuclear Regulatory Comission (NRC) de EE.UU., los científicos piensan que la mitad de la población moriría dentro de los 30 días posteriores a una exposición de cuerpo completo a una dosis de 3,500 a 5,000 milisieverts en un período de tiempo que va desde algunos minutos a varias horas.

Los más de 130 trabajadores de planta atómica y los bomberos que acusaron enfermedades causadas por la radiación en Chernobyl recibieron dosis de entre 800 y 16,000 milisieverts.

Estudios de poblaciones expuestas a altos niveles de radiación han mostrado un aumento del riesgo de cáncer. Una alta dosis de exposición (unos 500 milisieverts) ha sido asociada con leucemia, cáncer de mama, vejiga, colon, hígado, pulmón, esófago, ovarios y estómago, de acuerdo a la NRC.

Pero no hay evidencia que pruebe que bajas dosis de radiación, debajo de 100 milisieverts al año, cause cáncer. La gente que vive en lugares con niveles de radiación más altos de lo normal, con niveles de hasta 10 milisieverts al año, no han mostrado efectos secundarios, según la NRC (tomaron como ejemplo la ciudad de Denver, Colorado). En general, mientras más alto estés en la atmósfera a más radiación estarás expuesto (rayos del sol y otras fuentes cósmicas). Ese es el por qué los pilotos y tripulantes tienen también mayor exposición a la radiación que la persona promedio.

***
Tags Technorati: , , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , , .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


2 × 1 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>