¿Recuerdas cuando hace unos días comentábamos que los niños tienden a imitar las costumbres alimenticias del papá, aún más que las de la mamá? bueno, aquí más datos. La American Dietetic Association dice que los papás son los modelos de comportamiento número uno en cuanto a costumbres saludables (40% los citó como tales), dejando muy atrás incluso a los atletas profesionales (8%). Un 70% de los niños dijo que acuden a sus padres para información acerca de nutrición y comida saludable. ¿Qué quiere decir esto? que tienes una oportunidad de salir vencedor frente a los 40 mil millones de dólares anuales invertidos en publicidad por los restaurantes de comida rápida, que intentan vender un estilo de vida sedentario y graso a tus hijos.

Sin embargo -y lamentablemente- los publicistas están ganando. En EE.UU. uno de cada siete niños tiene sobrepeso o es obeso, lo que implica un aumento de casi 50% con respecto a hace sólo 20 años atrás. Uno de los factores que han influido en ello es el agrandamiento de las porciones de comida chatarra desde los 70s. Al ritmo que vamos, tan sólo para dentro de cinco años serán los niños gordos los que se junten en los jardines de niños y se burlen de los flacos. Desgraciadamente, muchos de los actuales niños que sufren de exceso de peso sucumbirán a la diabetes, infartos, cáncer de colon y otras enfermedades asociadas con mucha comida y poco movimiento. Se calcula que en promedio, los niños consumen alrededor de 1900 calorías al día, aún cuando su requerimiento diario está entre 800 y 1300. ¿Y de quién es la culpa, de ellos? obviamente, no.

Si estás sintiéndote culpable por haberlos llevado a comerse unos McDonald’s con papas fritas y helado, debes saber que aún estamos a tiempo de hacer algo.

“Un montón de padres me dicen ‘a mis hijos no les gusta la comida saludable’” dice David Katz, profesor de epidemiología y salud pública en la escuela médica de la Universidad de Yale (EE.UU.) “Bueno, eso no es una excusa. Uno nunca escucha a un papá decir ‘a mi hijo no le gusta mirar a ambos lados de la calle para cruzar la calle’. Los papás les dicen simplemente que lo hagan. Deberían hacer lo mismo con las comidas peligrosas. La mayoría de niños de hoy en día morirán más por complicaciones debidas a la comida chatarra que por el tabaco, las drogas o el alcohol”. Incluso los niños delgados están propensos a sufrir de infartos y cáncer. La mejor manera para evitarlos son hábitos inteligentes de alimentación y ejercicios. Tú, más que nadie, puedes ayudar a tus hijos a ello. Sí, tú, hombre.

Pon entonces algunas reglas en casa. Sería ilógico e incluso contraproducente prohibir por completo la comida chatarra, pero puedes reducirla al mínimo aumentando el consumo de frutas y verduras. Es la única manera de alejar a tus hijos de un encuentro cercano con la mortaja.

***
Tags Technorati: .
Tags Blogalaxia: .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


9 − 8 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>