Quienes han probado tener algún período de convivencia con su novia saben que la vida en común requiere un ligero período de ajustes. Y a veces, durante ese período se confirma que son (o se dan cuenta que no) almas gemelas. El compartir el lugar donde viven es una buena manera de ahorrar en la renta y ponerse amorosos cuando quieran sin buscar un hotel, pero hay más cosas en juego además del dinero y del sexo.

“Están acordando compartir sus vidas, no sólo el espacio en que viven” dice Marshall Miller, propietario de unmarried.org y coautor de Unmarried to Each Other: The Essential Guide to Living Together as an Unmarried Couple. “Cuando una pareja decide que  van a vivir juntos, están frecuentemente en un punto en el cual se sienten muy bien uno en compañía del otro. Pero la cohabitación fácilmente puede volverse el infierno en la tierra”.

Si has pensado proponerle irse a vivir juntos, ten en cuenta estos puntos que te ayudarán a tomar la decisión final.

1. TU RELACION VA A CAMBIAR

Ahora que serán “compañeros domésticos” algunas cosas van a cambiar por aquí, señor. Y de manera inmediata. “La cohabitación” dice Miller “no es como encender la TV, poner tu canal favorito y dejarlo funcionando las 24 horas del día. Vas a ver algunas cosas que pueden no gustarte mucho”.

Una de esas cosas es que tu queridísima no siempre lucirá tan atractiva como cuando la recoges los sábados en la noche. Sí, esa linda  señorita todavía estará allí en algún lado, pero tendrás que acostumbrarte también a la presencia de esa chica que acaba de salir del gimnasio y de la mujer demasiado preocupada por las cuentas como para sucumbir cuando quieras a tus requerimientos amatorios. Anota mentalmente esto y acéptalo antes de continuar.

2.  TU VIDA SEXUAL VA A CAMBIAR

No todas las noches terminarán con ustedes dos desnudos, exhaustos y sudorosos. “Cuando viven separados hacen tiempo para el sexo y en cada ocasión en que puedan poner sus manos uno sobre el otro, lo hacen” dice Logan Levkoff, sexólogo y consejero. “Pero cuando pasan juntos la mayor parte del tiempo, la frecuencia de la actividad sexual puede disminuir”. 

“La solución” dice Levkoff  ”es continuar separando tiempo para la intimidad pero cambiar las expectativas. Darse cuenta que pueden tener intimidad sin tener un coito”.

3. SACA TU PLUMERO

Dividirse las tareas domésticas es una de las primeras cosas que debe hacer una pareja que comienza a cohabitar. Olvídate de la igualdad. “No todo tiene que ser 50-50″ dice Andrew Cherlin, autor de The Deinstitutionalization of American Marriage and Public and Private Families: An Introduction. “Si uno de ustedes trabaja 25 horas a la semana y el otro 50, no hay nada malo en que la persona que menos trabaja se haga cargo de más tareas de la casa”.

Puedes reducir la tensión y el tedio ofreciéndote hacer voluntariamente labores caseras que no te vuelvan loco. Por ejemplo, si no te gusta fregar ollas, puede que no te importe planchar. Entonces, luego de la cena agarra tu plancha y siéntate frente a la TV. Compromisos como este hacen que una relación funcione.

Los otros cuatro puntos en la segunda parte de este artículo.

***
Tags Technorati: , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

One Response to 7 cosas que debes considerar antes de vivir juntos (1/2)

  1. david says:

    genial!, yo que estaba pensando ir a vivir con mi novia.. espero la segunda parte!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


9 + 4 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>